artskhemia
Esta muy claro que no siempre debemos primar la búsqueda de una medicina externo cuando existen innumerables métodos para procurarnos una buena salud sabiendo lo que necesitamos. Expongo esta síntesis , extraída del libro, Medicina Ancestral, escrito por una médica que conoce del tema y de las recetas de la abuela.

LOS BENEFICIOS ENORMES DEL SOL Y EL RITMO CIRCADIANO

sol.png   

A veces una persona piensa que una medicina universal podrá resolverle todos los males que padece, que pueden ser varios y producto de años de mala alimentación, ruptura del metabolismo con azucares en exceso, o bien tener el intestino permeable junto a una microbiota dañada.

Hay detalles, por ejemplo, que nadie presta atención, y que sin embargo son importantes a la hora de estar sanos.

Por ejemplo la luz de la mañana.

Ayuda a sincronizar el ritmo circadiano. ¿Y que produce? Entre otras cosas inhibe la melatonina y aumenta el cortisol, para comenzar el día estando alertas y despiertos.

Por la noche la ausencia de luz estimula la liberación de melatonina que es, además de inductor del sueño, un poderoso antioxidante, regula el sistema inmune y la presión arterial, etc .

La producción de Melatonina se da naturalmente ante la ausencia de luz. Esta bueno poder generarla a conciencia que suplementarla.

Pero no solo nos da esto la luz.



LA VITAMINA D

 

  sol2.png 

 

Además de regular los ritmos circadianos, nos provee de Vitamina D, la cual nos regula la función autoinmune, el crecimiento y mineralización ósea, la regulación del transporte de calcio, la inducción de apoptosis (muerte de células inservibles) el control de la proliferación celular, la regulación de la secreción de insulina, y  la regulación de la homeostasis y de fósforo y calcio.

En otras palabras, es muy importante para nuestro correcto funcionamiento biológico.

Esta vitamina se absorbe mayormente del sol: 90%. La vitamina D influye en el 10% de nuestros genes (hay 3000 genes relacionados con la vitamina D).

Desde luego, cuando tienes los balances correctos, no conviene consumir en exceso vitamina D: porque se acumula en el tejido adiposo y puede ser tóxica.

Existen alimentos con vitamina D, pero la fuente más próxima y de mayor contenido es el Sol. Pero veamos algunos:

Muchos peces de mar. Atún. Sardina. Caballa. Langostinos. Queso manchego viejo. Champiñones expuestos 30 minutos al sol (aportan 400UI/ 100g) el atún fresco tiene 800-1000 UI (lo mismo Bonito y Arenque)

La dosis diaria recomendada es de 800-1000 UI

Lo mejor, sin embargo y repito, es la exposición al sol de 15 a 20 minutos mínimo.

A mayor edad mayor tiempo requerido.

Cuando la piel comienza a enrojecerse apenas ya es suficiente. Se debe exponer al menos 40% del cuerpo al sol, sino no sirve de nada.

Usar, en caso de necesitar, protectores más naturales: a base de óxido de zinc o dióxido de titanio. Para humectar usar aceite de coco.

La exposición debe ser directa. No a través de vidrios. Si lo haces los rayos que pasan los vidrios son los UVA que son mas dañinos. Los UVB sintetizan Vitamina D.

El sol, además, se comprobó que da mucha energía a la persona y reduce riesgos de enfermedades potencialmente mortales como investigó el dermatólogo Matt Zirwas.

Al parecer, la exposición a la luz solar provoca la liberación de óxido nítrico a la sangre, un químico que mantiene los vasos sanguíneos "blandos y flexibles"

En sus investigaciones, Zirwas comprobó que los que tomaban mucho sol, pese a padecer cáncer de piel, eran fuertes y vigorosos, con altos niveles de energía, cosa que los que no tomaban y tenían pieles más pálidas eran menos vitales y más propensos a enfermedades.

En suma, que el sol está ahí, es gratis, y todos podemos aprovecharlo: siempre que sea sabiamente y en los horarios que no nos dañe la piel.


EL FUEGO INTERNO DEL EJERCICIO FÍSICO

correr.png   

Los alquimistas siempre buscaron el fuego secreto, misterioso, y que era capaz de abrir la sustancia sin el uso del fuego vulgar.

Pero también, el ser humano, tiene su propio fuego interno que es capaz de producirse cuando se hace ejercicio físico, es decir, cuando oxigenamos nuestra sangre.

El ejercicio libera citoquinas y el músculo es una suerte de órgano endocrino que libera sustancias que impactan en otros órganos. Es muy beneficioso. Hay que hacerlo, no importa en que momento del día pero hacerlo.

La mañana es el momento ideal para ejercitarse. Coincide con el aumento de cortisol y ayuda a iniciar el día energizado y sin estrés.

Es el momento en que se produce mayor oxidación de grasas. Y de paso te expones a vitamina D.

En la tarde también es bueno porque hay mayor fuerza muscular y capacidad cardiovascular.



BENEFICIOS DEL EJERCICIO

viejo.png 

 

Es importante además el ejercicio físico, porque aumenta la cantidad de mitocondrias, y porque activa el estímulo clave en la biogenésis mitocondrial.

Promueve la autofagia.

Produce que generemos una reacción antioxidante natural ante el stress oxidativo generado por el ejercicio.

El ejercicio es un estresor térmico; mejora el ánimo (genera endorfinas, serotonina, dopamina) estimula la formación de nuevas neuronas, mejora los niveles de glucosa, previene osteoporosis, mejora la capacidad pulmonar, la funciona cardiaca, y disminuye la presión arterial y el ritmo cardiaco. También, como es obvio, aumenta la cantidad de sangre oxigenada que llega a los músculos desde el corazón. Aumenta la masa muscular y la fuerza desarrollada por la misma.

Restablece el ritmo circadiano y mejora el sueño. Y además es gratis.

LOS FAMOSOS BENEFICIOS DEL AYUNO

ayuno.png   

Ya desde tiempos bíblicos se viene practicando. En algunas religiones es clave para pertenecer a las mismas. El Corán lo prescribe.

Ahora bien, ¿por qué es tan bueno? Investigué un poco al respecto y me puse a practicarlo con óptimos resultados. Al principio lo hice de forma autodidacta, sin saber nada de sus beneficios, pero los percibí enseguida, más allá de equilibrar mi peso.

Pero veamos, desde un punto de vista lógico.

Como a la noche se produce melatonina esto hace reducir la actividad general de todos los órganos, por eso no conviene cenar abundante de noche y, en lo preferible, evitarlo.

La metabolizacion de los alimentos es más eficiente de día. Lo ideal es pasar 12 horas de ayuno, desde que inicia el lento crepúsculo abandonar la comida y así hasta el desayuno (la salida del ayuno nocturno que todos hacemos al dormir).

El ayuno fue algo elogiado por los antiguos filósofos de todos los tiempos, Hipocrates, Platón, Sócrates, Aristóteles : reconocían su poder energizarte y rejuvenecedor.

Nuestros ancestros pasaban días completos sin comer, y no por eso se le resentía su existencia, sino la especie humana no hubiera pervivido. Es la dieta de Wim Hof que solo come en la tarde lo que quiere y luego ayuna hasta nuevo día.

Cuando ayunamos los niveles de insulina bajan y el cuerpo utiliza la energía almacenada.

Además induce la autofagia, proceso por el cual el cuerpo se deshace de toxinas y recicla compuestos celulares. A través de esto, se devuelve a las células la capacidad de regeneración, y disminuye el grado de inflamación.

Aumenta la hormona de crecimiento humano: relacionada con el envejecimiento prematuro. Al aportar más, lo previene.

Pero lo más importante: cuando no se consume alimentos por un periodo de tiempo el cuerpo utiliza las grasas para funcionar : oxida grasa como fuente de combustible en vez de carbohidratos. Y a la vez: aumenta la claridad mental , la concentración, los niveles de proteína BDNF encargada de la formación de nuevas neuronas; disminuye la sensación de hambre y de antojos por dulces al equilibrar los niveles de azúcares . El reposo digestivo favorece la regeneración: se activa la motilina que es clave para detoxificacion, regulación del tránsito, etc.

Estimula la proteína SIRT3 de la familia de los sirtuinas que regulan el envejecimiento: o sea promueve la longevidad. Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, hipertensión, etc

Los ayunos largos aportan mayores beneficios, pero son más difíciles de seguir.

Pero ahí no acaba la cosa. Este estresor en la dosis justa trae muchos más beneficios (y obvio, como todo estresor del organismo, su exceso trae problemas)

 

COMO EL AYUNO CAMBIA EL METABOLISMO

ayuno2.png 

 

Dicen que es muy bueno el ayuno con agua de mar diluida en agua dulce y tomar únicamente esto durante todo el día. Da mucha saciedad y energía.

El ayuno estimula la celosis: una manera en que el metabolismo utiliza las grasas como fuente de energía en vez de los hidratos de carbono.

El hígado en ausencia de hidratos de carbono es capaz de producir glucosa a partir de un proceso conocido como gluconeogenesis, utilizando de materia prima la grasa.

La clave es la flexibilidad metabólica para que nuestro organismo pueda hacer uso de otras fuentes para conseguir energía. Es decir, para cambiar de combustible.

Pueden encontrar muchísima más información en el libro Medicina Ancestral, cuya lectura recomiendo.

 

EXPOSICIÓN FRÍO

wim.png   

La grasa parda se produce al exponernos al frío. Es una grasa cuya función es protegernos del calor en respuesta a temperatura muy frías.

Mediante la hormesis exponernos al cuerpo a breves periodos de stress que , gradualmente, nos vuelven más resistentes a ese estresor cuando se presente otra vez.

Y en el caso del frío genera, además, la grasa parda.

La ventaja de tener grasa parda es que oxida directamente grasas usándolo para generar energía. En la misma, abundan las mitocondrias.

A través del ejercicio, el ayuno, y la exposición al frío activamos estas grasa e incluso la aumentamos, acelerando nuestro metabolismo.

Por otro lado, genera un proceso antiinflamatorio general que aporta enormes beneficios. Existe muchísima biografía y recomiendo seguir a Wim Hof.

 

 

PISAR LA TIERRA O CÉSPED

cesped.png   

La sensación de bienestar que sentimos al caminar sobre la Playa o por el césped e incluso la tierra no se debe a mera sugestión nuestra.

Existe un mecanismo que se produce con la tierra y con nosotros: la tierra está cargada negativamente por los rayos del sol que parten en dos las moléculas , una negativa y otra positiva, alojándose la negativa en la tierra ( y la positiva permaneciendo en el espacio ) mediante truenos, rayos, relámpagos

Cuando entramos en contacto con la tierra esas cargas negativas pasan a nuestro organismo actuando como extraordinarios antioxidantes anulando la carga positiva de los radicales libres que poseemos.

Lo mejor es la arena del mar: el agua de mar estimula mucho más por sus sales minerales.

También es gratis y al alcance de todos.

 

http://www.artskhemia.com
Quote 1 0