LIBROS IMPRESCINDIBLES



La idea de traducir los manuscritos más antiguos de alquimia, desde sus fuentes originales, se debió a que mayormente los traductores - salvo la honrosa excepción de Santiago Jubany - no son alquimistas y se encuentran errores irremediables en su lectura. Decidimos con un amigo y experto en lenguas, conocido como Mejnour, abocarnos a la tarea de traducir todos aquellos tratados que nos gustaría tener en nuestra biblioteca hermética. 

El resultado son estos libros, que poco a poco, irá incrementando su fila. Todos absolutamente se editan en papel. Y todos son traducidos por nosotros, y muchos cuentan con comentarios de Mejnour que hacen más rica su lectura.












Proximo
Próximo

0 Comentarios