La nueva Luz Química de Miguel Sendivogius

IMG_8617.jpg

Hace varias semanas que venimos traduciendo, junto a un buen amigo, una obra de un extraordinario filósofo. Nos dividimos la tarea en dos, y finalmente hemos completado el trabajo.

Se trata de la obra excelsa de Alexander Sethonius para algunos, para otros – más acertados - Miguel Sendivogius, alias El Cosmopolita.

Esta obra es tan extraordinaria que merece la pena todos los filósofos que se precien de serlo la tengan consigo. Es, en opinión mía, el mejor sabio de todos los tiempos. El más sincero, más preclaro, más bondadoso en abrirnos la entrada al laberinto hermético.

Su obra refleja en cada momento una lógica aplastante, tan contundente, que pocas dudas quedan más que poner manos a la obra. Tiene la habilidad de hacernos visualizar lo que necesitamos obtener para poder obtenerlo de la mejor manera. Y en este sentido, no es dado a dar recetas, sino conceptos: pero conceptos brillantemente explicados.

He visto, y cansado de ver, obras que circulan por ahí de su autoria, tristemente manipuladas, adulteradas, y totalmente apócrifas. Es algo que el propio autor se queja en su prefacio y que vemos prevalece hasta nuestros días, como si una mano oscura quisiera que su secreto quedará tergiversado y sepultado en el olvido.

La obra incluye un prólogo de un amigo filósofo que ayudó a traducir la obra y otro mío como editor.

El tratado es completo, y tiene más de 350 páginas. Es tapa dura, muy pulcramente encuadernado. Es esa clase de libros que uno debería llevar encima en todo momento. Siempre se aprende algo.

Recreaciones Herméticas, Ireneo Filaleteo, La Cadena Dorada de Homero,  y tantos otros deben sus trabajos a este maravilloso adepto conocido como El Cosmopolita.

Incluye el manuscrito en latín cuya obtención se lo debemos a un grandioso filósofo argentino que es una biblioteca viviente del arte hermético – él sabrá por qué lo digo. Gracias a ese manuscrito original pudimos completar la traducción. Data del año 1600 y pico.

Los interesados en adquirir esta obra, ya saben por donde escribirme. La dispongo en ingles y en español.

NOTA IMPORTANTE

Como no podía faltar, también incluimos para el que así lo desee, la obra traducida por quien escribe esto del francés Recreaciones Herméticas, del alemán, Claro de Luna Químico, y de nuevo del francés Hermes Develado de Cyliani.

Pueden adquirir la obra La nueva luz química independiente o con las otras obras mencionadas.

Sinopsis de LibrosRoark Rhoend