Stephen Hawking ¿Quien creo el universo?

aw-stephen-hawking-earth-space.jpg

En las leyes está la clave. Las leyes físicas nos dicen si realmente necesitamos un Dios creador del universo. Para Hawking, ya lo dijo: no es necesario. Y quizá ya el caos nos lo diga también. El mismo desorden en el microcosmos, en nuestra naturaleza, es el que existe en todo el universo. Por eso, dice Stephen Hawking:

"Si aceptan, como yo, que las leyes de la naturaleza son fijas, no tardarán mucho en preguntarse cuál es el papel de Dios"

Es por eso que hubo papas en la historia que consideraron herejía a tales leyes. Uno de ellos fue Juan XXI. Prohibió hablar de tales leyes, y sin embargo, no impidió que obrara en él mismo la ley de la gravedad; su techo cayó encima suyo y lo mató.

¿Cómo se creó el universo? Para crearlo, como explica el documental, hacen faltan tres ingredientes: Materia, Energía, Espacio.

¿Y de donde provienen estos elementos?.

Albert Einstein descubrió que dos de estos elementos eran lo mismo: la energía igual a la masa. O sea que para crear el Universo habría sido falta sólo dos elementos: el Espacio y la Energía.

¿Y de donde provendrían dichos elementos?.

Hicieron falta décadas para entenderlo. El Espacio y la Energía fueron creados espontáneamente en un acontecimiento que se conoce como Big Bang. Y aquí de nuevo la religión intentó decir que había sitio para un Dios que puso en marcha todo.

Pero la explicación es la energía negativa. Como un hombre cavando en la tierra para formar una pequeña montaña de tierra: a su vez, al hacerlo, deja un agujero proporcional, y en negativo, a la exigua montaña que formó.

Cuando el Big Bang produjo una cantidad de energía positiva, también hizo lo mismo con la negativa. Y hoy día la energía negativa está en el espacio.Y siempre de manera proporcional de modo que la suma de la positiva con la negativa se contrarresten y den cero.

"Qué significa todo esto en nuestra misión de saber si existe Dios", refiere Hawking, "Significa que si la suma del Universo equivale a la Nada, no se necesita de un Dios para crearlo".

Pero, ¿qué - o quién - provocó todo este proceso en realidad? ¿Qué pudo haber causado la aparición espontánea del Universo?. Es ahí cuando ingresamos, como ya he explicado en otro artículo, en los dominios de la Mecánica Cuántica.

Y de nuevo la pregunta ¿fue Dios el que permitió las leyes cuánticas para que se creará el Big Bang de forma espontánea?

"¿Un Dios que haya hecho posible el Big Bang?", se pregunta Hawking "No deseo ofender a ningún hombre de fe, pero creo que la ciencia tiene una explicación más convincente que la de un creador divino"

Por nuestra experiencia cotidiana pensamos que debe haber una causa a cada efecto. Por eso pensamos que si existió el Big Bang, Dios debió ser la causa de ello.

Sin embargo, en el Universo como totalidad esto no es cierto.

Imaginemos una cascada de agua. ¿Cuál fue la causa de su existencia? Una lluvia. ¿Y qué creó la lluvia? El Sol. ¿Y quien hizo que el Sol brillara? La fusión, los átomos de hidrógeno formando helio. ¿Y la causa del hidrógeno? El Big Bang. Y hasta ahí llegamos (pues antes de ello no había tiempo)

Según las leyes de la naturaleza no sólo pudo haber surgido de la nada el Universo, siendo del tamaño de un protón, sino que Nada pudo haberlo causado. La causa y el efecto es dominio del tiempo, y el tiempo comenzó con el Big Bang.

"El papel que cumplió el tiempo en el origen del Universo, es para mi la clave definitiva para eliminar nuestra necesidad de un creador divino y revelar cómo el Universo se creó a si mismo", sentencia Hawking.

Si no hubo tiempo, no hubo Causa. Y sin Causa, no hay necesidad de un Creador.

Y finaliza Hawking:

"Todos somos libres para creer en lo que queramos, pero creo que la explicación más simple es que Dios no existe. Nadie creó el Universo y nadie dirige nuestro destino. Esto me lleva a una revelación muy profunda. Que probablemente no haya un paraíso, ni tampoco vida después de la muerte. Tenemos una sola vida para apreciar la grandeza del Universo. Y por eso estoy sumamente agradecido"

Ciencia, InmortalidadRoark Rhoend