Mother! La herida madre naturaleza

No suelo hacer reseñas de películas. Y esta no lo es. En realidad, es la explicación a una película que vi el otro día. Y si la estás por ver, quizá no te convenga leer lo que explicaré. O quizá sí, para entender mejor todo lo que podrías ver en la película.

Se trata de Mother!. Madre en español.

Es posible que tras ver la película te preguntes si era una expresión surrealista o bizarra del punto de vista de un director de cine. Pero no. No es nada de eso.

Es la expresión de lo que es la Biblia,  y la protagonista, representa la Madre Naturaleza: la naturaleza misma.

En la película vemos como Dios, en teoría creador de la misma, permite toda una serie de injusticias cebadas con Mother!.

Realmente vale  la pena verla para aprender hacia donde nos conducimos, porqué generamos guerras, cual es el propósito de todo fanatismo, etcétera. Lo más triste es saber que es irremediable el destino que se avecina.

Ahora bien, la casa es la representación del planeta tierra, el estudio del poeta de la película (Dios) es el Paraíso, el sótano es el infierno.

La esposa del poeta (Dios) es la madre naturaleza. El primer huésped que llega a la casa representa a Adán. Luego se aprecia que el poeta (Dios) le saca una costilla (muy sútil : cuando esta vomitando) y a  la mañana siguiente aparece su esposa, Eva.

El diamante en forma de corazón es la manzana prohibida: la cual quiebran, violando el mandato de no pasar al estudio del poeta. Por eso son expulsados del paraíso (del estudio).

Los hijos conflictivos que aparecen luego son Caían y Abel. Y hasta hay asesinato en medio.

El poeta (Dios) tiene graves problemas de vanidad y necesita en todo momento que le admiren sus fanáticos, no le  es suficiente con el amor de la madre naturaleza (su esposa), quiere más y más y por eso permite el fanatismo : enmarcan su rostro, le piden autógrafos, todo esto alude a las muchas religiones de dios.

Por eso les deja entrar en su casa a los fanáticos y hacer todo. Los huéspedes entran y arrasan con todo: nada les interesa de lo que opine la madre (la esposa del poeta). Incluso llegan al punto de golpearla a ella.

Entonces llega un momento en que el poeta (Dios) le da a su editora (Moisés)  un poema (los diez mandamientos) y como cada persona lo interpreta diferente, comienzan las rencillas. Hay guerras dentro de la casa, asesinatos, adoraciones, fotos del poeta pegadas en las paredes, etcétera.

Esta película comprime en un marco de espacio y tiempo, y en una casa, todo el drama de la humanidad que viene sucediendo hace miles de años. Es la visión comprimida de la existencia humana y la necesidad de un dios que, si lo hubiera, permitiría esta serie de atroces circunstancias.

En tanto, Madre (esposa del poeta) está muy mal. Lástimada por la guerra, sin comprender qué sucede, mientras el poeta permite todo lo que pasa en la casa ya que, como él alude, ellos piden perdón y él los perdona de todos sus males, inclusive de masacrar y comerse a su propio hijo (madre estaba embarazada y tiene el hijo y el poeta lo da a la muchedumbre que lo destrozan y comen, representa a Jesús).

Poco a poco, la Tierra, la casa se desmorona. Hay demasiada gente ahí reunida: la superpoblación. Mucho odio, guerras, muertes.

Tras la muerte de su hijo, Madre se vuelve loca, genera terremotos (la casa se quiebra) y comienza a atacar a las personas. Pero los humanos vuelven a atacarla hasta casi matarla, no entienden la furia de la naturaleza. El Poeta la salva de nuevo y le pide que los perdone a los humanos que están arrepentidos.

Pero Madre ya está harta de todo y acaba con la Tierra (la casa) destruyéndola por completo. Ni el poeta (Dios) puede frenarla.

A través del amor latente en la madre naturaleza el poeta vuelve a crear todo de nuevo, con nuevos humanos, intentando aprender de sus errores. Y así se repite el ciclo una y otra vez.

Una película que te hará meditar.

No sólo plantea la historia bíblica, su absurdo, sino deja asomar la inexistencia de un dios : salvo sea un dios vanidoso.

Reflexiones HerméticasRoark Rhoend