La extraña imagen de los manuscritos medievales

kimagen grabado medieval.jpg

Una imagen en los manuscritos medievales es repetitiva: un caballero que lucha y , parece perder, contra un caracol gigante. 

Para los historiadores de arte puede haber muchas explicaciones. Cada uno tiene la propia. La primera explicación fue la de Auguste de Bastard d’Estang, conde y escritor del siglo XIX. 

Para este hombre, el caracol tiene un significado religioso. Es un símbolo de la resurrección: la criatura saliendo de su caparazón. Pero esta explicación no satisface a todos. 

Los manuscritos de estilo gótico de los siglos XIII y XIV están repletos de estas escenas…sin lógica y constituyendo un enigma. 

Para el historiador de arte Lillian Randall las escenas representan declaraciones políticas. Inclusive un chiste burdo. Otros lo interpretaron como algo sexual. Yo tengo mi propia explicación al dilema. 

El caracol es símbolo de viscosidad. Donde caminan dejan su estela de baba brillante. Casi como un agua acuosa que no moja las manos e incluso sería de temer porque quemaría. El caparazón refuerza la idea del constituyente químico que da origen a esa agua viscosa. (Si se fijan siempre hay verdor, o naturaleza que acompaña al caracol)

Reflejaría el mismo emblema de la concha de Santiago.

Ahora, que el caballero parezca perder la batalla refleja el poder corrosivo de dicha Agua viscosa, que nos recuerda la estela de los caracoles que dejan a su paso. Y en efecto, debe ser vencido, para que logremos llegar a buen puerto.