Los rayos azules de los caramelos de menta

zowzzuxnarelo9o8vdrl.gif

Parece increíble pero sucede cuando aplastas un caramelo de azúcar con sabor a menta: durante una fracción de segundos puedes observar destellos de color azul. Algo así como un relámpago.

Un fenómeno de la naturaleza que vamos a explicar ahora.

Lo que sucede cuando el martillo aplasta el caramelo es que los átomos de las moléculas cristalinas del azúcar pierden electrones, los mismos chocan con las moléculas de nitrógeno que existe en el aire, y de esta manera el nitrógeno absorbe la energía de los electrones y esa energía se emite con forma de luz.

Se conoce este fenómeno como triboluminiscencia. Y es de destacar que sucede con estructuras cristalinas que hace que los electrones sean arrancados de sus átomos.

Hay que pensar que los electrones tienen cargar negativa y los protones positiva: al separarse generan un campo eléctrico que arranca electrones de las moléculas del aire: ionizan y crean un plasma localizado.

Estos iones de plasma chocan contra otras moléculas y les transfieren energía: esto produce que emitan fotones de luz.

La luz en general es ultravioleta, o sea, nuestros ojos son incapaces de verla. Pero hete aquí lo que sucede: el aromatizando de los caramelos de menta, el salicilato de metilo, es fluorescente: absorbe la luz ultravioleta emitida por las moléculas de nitrógeno y emite en el espectro visible aquella luz azul que vemos en el video.

Ahora sabemos qué cosa tan importante está presente en el aire…