Las enseñanzas de un shinobi de la alquimia

Foto Tokio en la noche.jpg

Cuando realicé mi viaje a Japón para encontrarme con el adepto Matsuda, cuyas anécdotas pueblan el libro La Tercera Piedra (y que pueden encontrar en mi libro compendio de todos El Gran Legado Hermético) , jamás relaté aspectos sobre su vida y ni se me ocurrió mencionar que era un experto “artista del sigilo”, como se les llamaba a los viejos shinobis.

Tampoco relaté cómo lo conocí. Y todo lo que me enseñó, además de la piedra de trascendencia – la famosa piedra color violeta – en mi estadía en Japón.  A veces uno cuando relata algo quiere destacar ese algo y se olvida todo lo demás. Con el tiempo, las cosas se acomodan y lo auténticamente genuino comienza a destacarse en la memoria.

Está es la razón por la que decidí, poco a poco, comenzar a escribir toda la vida de Matsuda y sus enseñanzas, junto a un secreto que me prometió esperase un año antes de revelarlo  y que por aquí mucho no puedo adelantar.

Como siempre, los que estén interesados me avisan. Será una edición muy limitado de ejemplares. He prometido a Matsuda divulgar lo que me enseñó pero a un puñado de personas. Nada más.