La mano del Filósofo - Explicación al misterio




Un viejo amigo alquimista me recomendó, hace años atrás, tratar de dilucidar La mano del filósofo, porque en cada dedo había una forma de abrir los arcanos de la naturaleza. Después de mucho tiempo y de análisis, experimentos llevados a la práctica alquímica real, logré dilucidar lo que oculta la Mano del Filósofo y como cada dedo nos puede llevar a encontrar los ingredientes de la Piedra Filosofal. 
 
Pero en todo ello, mi única obsesión ha sido dilucidar cómo es la vía seca auténtica de la Gran Obra, el llamado camino corto de tan solo 4 días que una vez, hace siglos atrás, fue referenciado por un anónimo adepto al médico Helvetius, crónica de las más deslumbrantes que existen, porque aquel alquimista le enseña de forma muy velada el secreto del proceso corto. 



 
Este libro contiene material fotográfico real de experiencias personales del autor, a la vez que traducciones inéditas del francés de procesos desconocidos dados por primera vez a la luz en español en estas páginas. 

Este libro es el fruto del trabajo incansable de varios años, y quizá es el más caritativo de cuantos se han publicado. En mi anterior libro Los frutos de la montaña de los filósofos ya abordé el trabajo con minerales y metales e intenté descifrar la vía seca, aunque enfoqué mi atención en el Elixir o Medicina Universal que la lectura de Theodorus Mundanus me condujo, y , más tarde, las entrevistas con Rikveda que conformaron los dos libros que ya conocen (Ambrosia y el oro de los filósofos). 



 
Esta vez vuelvo la atención al proceso corto, enfocado únicamente en el mismo y cómo la Mano del Filósofo puede ayudarme a resolver el problema (y ciertamente lo hace). Aquí están mis reflexiones y análisis, junto a los más inquietantes experimentos. No dudo les servirá y completará mis anteriores libros con muchísima más información.



Kindle : click aqui

El resultado de este libro lo podrán apreciar en muchas fotografías de las operaciones, algunas de las cuales publiqué en Instagram, y que revelan un poco mejor la operatoria en todo concordante con el Adepto con el que se encontró Helvetius siglos atrás. La materia final, la Piedra, presenta el color del azufre pálido, o amarillo limón, como describen los cronistas, pese a que su León Rojo es hermosisimamente colorado, de un rojo intenso, muy parecido al melocotón.

He aquí el resultado final del trabajo:







En el libro, algo inusual, lo explico paso a paso, sin lenguaje velado, como a mi me habría gustado leerlo hace 20 años atrás. 

Los interesados, ya saben donde adquirirlo. Consejo: les conviene en Kindle porque trae imágenes a todo color y sale más económico. 


Versión en inglés Kindle: Click aqui

Versión en español Kindle: Click aqui



0 Comentarios