Sobre la utilización de tierra vulgar

By | 6:06:00

Durante mucho tiempo el aspirante a los secretos de la naturaleza puede indagarse cómo obtener la Materia – o Sujeto - de nuestra Gran Obra. Y aunque sepa que es un Agua, no común, sino con cualidades casi milagrosas, le resulta incomprensible cómo atrapar, atraer, o manifestar esta materia con la que se hace la obra por entero. 

Sin embargo, algunos tratados aconsejan usar la tierra misma para lograr este menester. Un ejemplo bien claro lo tenemos en el libro El Reino de Saturno transformado en Siglo de oro, del excelentísimo Huginus a Barmá

«Hablemos más claramente: este tierra contiene en su seno tres principios sensibles: el primero es el nitro filosófico, que la tierra ha concebido por las influencias del sol, de la luna y de los demás astros; si los rayos que emanan del sol son más calientes resultará de ello una mayor cantidad de sal nitro central, no obstante, esto no se ha de entender del nitro común, sino del nitro filosófico. El segundo principio, que está oculto en esta tierra virgen, es el espíritu celeste e invisible de la naturaleza, es decir, el espíritu del mundo contenido en una sal sutil. El tercero es una sal fija que es como un receptáculo de los dos cuerpos precedentes...» 

En efecto, la tierra vulgar es la materia de la cual podemos obtener nuestro Agua. El propio Huginus brinda una «receta» utilizando tierra, sacando sus tres principios o formas de sal, uniéndolas, y dando como resultado un agua que disuelve el oro y nos conduce a la Piedra. 

Leyendo algunos tratados, no deja de llamarnos la atención el libro El Secreto de la Sal, donde siempre se encuentran detalles interesantes. Y este pasaje, con el que cierro esta entrada, no es menor: 

«Este agua licorosa, porque es una agua seca, que no moja las manos, tiene infinitas denominaciones, que apuntan todas a la utilidad de su uso, pero es particularmente llamada plata-viva (vif-argent) o mercurius vivus (mercurio vivo) pues, como la plata-viva por todas partes, ella puede ser hecha a partir de tierras y arcillas de cualquier clase»