El norte: morada del Espíritu Universal

By | 6:46:00

Esta es la hermosa Vía Láctea, una guía que el filósofo debe tener en consideración durante su noche de cosecha de espíritus astrales. Su origen es en el sur, y la observación nos conduce al Norte, donde desemboca. Es hacía el Norte donde la aguja de la brújula nos dirige: el Norte magnético terrestre. Es en el Norte, donde está su estrella, que nos dice Saint Didier, debemos guiarnos. En suma, el Norte es donde recogemos nuestro Espíritu Universal. Allí habrá que dirigir nuestros aparatos, como bien nos sugiere el autor de Recreaciones Herméticas. De otro modo, el Espíritu no suele presentarse, salvo por sus propios caprichos, lo que nos indispone a la hora de los resultados y nos conduce a la triste frustración.