Separando el agua de la tierra

By | 6:45:00

A veces es difícil dejar la tierra filosófica cuando intentamos separar el agua en la que nació. Las evaporaciones para que la tierra quede en el fondo de nuestro vaso llevan muchos meses. Y si decantamos, aunque seamos muy avezados, siempre una parte de la tierra puede trasladarse en la decantación. Existe, sin embargo, un método medieval que propongo. 

Consiste en sumergir una tela en el recipiente con el agua y la tierra, y unir su extremo a otro vacio. A lo largo de unos días el agua pasará íntegramente al recipiente vacío como enseña claramente las imágenes. 



Esto se hace por permeabilidad en la tela, y es muy interesante que al final podemos constatar nuestra tierra en el fondo de nuestro vaso.